audiometria.es.

audiometria.es.

Rehabilitación auditiva en niños: ¿cómo trabajar con ellos?

Rehabilitación auditiva en niños: ¿cómo trabajar con ellos?
La rehabilitación auditiva en niños es una parte fundamental del tratamiento de problemas de salud auditiva en esta población. Los niños con algún tipo de discapacidad auditiva, ya sea desde su nacimiento o adquirida a lo largo de su vida, necesitan un enfoque integral en su atención para lograr un adecuado desarrollo en todos los aspectos de su vida. En este artículo, abordaremos la importancia de la rehabilitación auditiva en niños y cómo se lleva a cabo el trabajo con ellos.

¿Qué es la rehabilitación auditiva?

La rehabilitación auditiva es el proceso mediante el cual se busca mejorar la percepción auditiva del paciente. En el caso de niños, se busca desarrollar habilidades de comunicación oral y mejorar la integración en el medio ambiente. El objetivo de la rehabilitación auditiva es conseguir que el niño esté en una situación óptima para el aprendizaje del lenguaje hablado y para su socialización con el entorno que le rodea.

¿Por qué es importante la rehabilitación auditiva en niños?

La audición es uno de los pilares fundamentales para el desarrollo de las habilidades de comunicación. Los niños que presentan pérdida de audición, si no se tratan adecuadamente, pueden presentar retrasos en el desarrollo del lenguaje oral y en el aprendizaje en general. Además, la pérdida de audición en niños puede llevar a la incapacidad para percibir los sonidos de alarma, como sirenas de bomberos o policías, lo que puede poner en peligro su vida.

¿Cómo se lleva a cabo la rehabilitación auditiva en niños?

La rehabilitación auditiva en niños consta de varias etapas y debe ser personalizada para cada paciente en función de su edad, grado de pérdida auditiva y necesidades individuales. En primer lugar, se realiza una evaluación auditiva completa que incluye pruebas de diagnóstico para determinar la presencia y el grado de pérdida auditiva. A partir de ahí, se establece un protocolo individual de rehabilitación auditiva. La intervención temprana es fundamental en el tratamiento de la pérdida de audición en niños. Cuanto antes se detecte y trate, mejores serán los resultados.

Terapia auditiva verbal

La terapia auditiva verbal (TAV) es una técnica que busca desarrollar la audición y mejorar la comunicación verbal utilizando la capacidad auditiva residual del niño. La TAV se realiza con un profesional especializado y consiste en entrenar al niño para que sea capaz de discriminar fonemas, palabras y frases habladas en su lengua materna. La TAV se basa en la repetición de sonidos y palabras para que el niño sea capaz de discriminarlos y, posteriormente, identificarlos. Esta técnica se lleva a cabo de forma lúdica y siempre adaptada a las características de cada niño.

Implantes cocleares

En algunos casos, cuando el grado de pérdida auditiva es importante, la terapia auditiva verbal no es suficiente. En estos casos se puede optar por el uso de implantes cocleares. Un implante coclear es un dispositivo que se coloca en la cóclea y permite estimular las células auditivas de forma artificial. Los implantes cocleares son una alternativa para aquellos niños con una pérdida auditiva severa o profunda que no se benefician de la terapia auditiva verbal.

¿Cómo trabajar con los niños?

Trabajar con niños implica un enfoque específico que debe ser adaptado para cada uno de ellos. Es fundamental realizar una evaluación de las necesidades del niño y establecer un plan de tratamiento que tenga en cuenta sus intereses, habilidades y nivel de comprensión. Los profesionales encargados de llevar a cabo la rehabilitación auditiva en niños deben tener en cuenta el ambiente y los materiales que se utilizarán en la terapia. Estos deben ser atractivos para el niño y estar adaptados a su edad y capacidad para comprender. La sesión de terapia debe ser lúdica y estar enfocada en el aprendizaje. Debe motivar al niño a aprender y sentirse a gusto en la terapia.

La importancia de la intervención de la familia

La implicación de la familia en el proceso de rehabilitación auditiva es fundamental. Los padres y familiares son una parte importante del equipo de trabajo y deben participar activamente en el proceso. La familia puede ayudar al niño a seguir el tratamiento en el hogar y reforzar los estímulos que recibe durante la terapia. Además, su apoyo emocional es esencial para el desarrollo del niño.

Colaboración con el entorno del niño

La colaboración con el entorno del niño es necesaria para que la rehabilitación auditiva sea efectiva. La escuela, por ejemplo, debe estar informada sobre las necesidades especiales del niño y establecer medidas que faciliten su integración. El entorno social del niño también debe ser adaptado para que puedan desarrollar sus habilidades de comunicación y socialización.

Conclusión

En resumen, la rehabilitación auditiva en niños es un proceso personalizado que busca mejorar la percepción auditiva y las habilidades de comunicación oral en los niños que presentan pérdida de audición. Los métodos para llevar a cabo la terapia son diversos y deben ser adaptados a las necesidades de cada niño. La intervención temprana y la implicación de la familia en el proceso son fundamentales para conseguir los mejores resultados. La colaboración con el entorno del niño es también necesaria para facilitar su integración en su entorno social. Por lo tanto, es importante que los padres tomen medidas en caso de que exista alguna sospecha de pérdida de audición en su hijo para poder iniciar la rehabilitación auditiva lo antes posible y así garantizar el desarrollo pleno de su hijo en todos los aspectos de su vida.