audiometria.es.

audiometria.es.

¿Qué es la presbiacusia y cómo podemos prevenirla?

¿Qué es la presbiacusia y cómo podemos prevenirla?

La presbiacusia: una problemática actual

La presbiacusia es una problemática auditiva que afecta a una gran cantidad de personas en todo el mundo. Consiste en la pérdida gradual de audición que se produce con la edad, lo que se traduce en dificultades para percibir sonidos de baja intensidad y frecuencia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la presbiacusia es la principal causa de discapacidad auditiva en la tercera edad.

Síntomas de la presbiacusia

Los síntomas de la presbiacusia son graduales y suelen ser imperceptibles al principio. A medida que la pérdida auditiva aumenta, las personas comienzan a notar dificultades para entender conversaciones en ambientes ruidosos, para escuchar sonidos de baja intensidad (como el timbre del teléfono) o para diferenciar entre sonidos similares (como la pronunciación de ciertos fonemas). Otro síntoma común de la presbiacusia es la necesidad de subir el volumen del televisor o la radio, lo que puede causar molestias a las personas que comparten el mismo espacio. Las personas afectadas pueden también experimentar zumbidos o pitidos en los oídos, conocidos como acúfenos, que pueden interferir en su calidad de vida.

Causas de la presbiacusia

La presbiacusia se debe principalmente a factores degenerativos y a la exposición prolongada a sonidos fuertes. Con el envejecimiento, las células sensoriales del oído interno se deterioran y pierden su capacidad de transmitir señales eléctricas al cerebro. Además, el tejido conectivo del oído también se vuelve menos elástico, lo que dificulta la entrada de sonidos de alta frecuencia. Por otro lado, la exposición a sonidos fuertes a lo largo de la vida puede acelerar el proceso de degeneración y dar lugar a una presbiacusia prematura. Esto ocurre porque los sonidos fuertes generan ondas de presión que dañan las células del oído y aumentan la producción de radicales libres, que son moléculas que causan estrés oxidativo y contribuyen al envejecimiento celular.

Prevención de la presbiacusia

Si bien es imposible prevenir por completo la presbiacusia, hay algunas medidas que podemos adoptar para retrasar su aparición y minimizar su impacto. Una de las más importantes es evitar la exposición a sonidos fuertes y utilizar protección auditiva en los entornos ruidosos (como conciertos, discotecas o fábricas). También es recomendable llevar una dieta saludable y equilibrada, que incluya alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas (como frutas y verduras), ya que estos nutrientes ayudan a proteger las células del oído contra el estrés oxidativo. Asimismo, es importante mantenerse activo físicamente y estar al día en las revisiones auditivas, para detectar posibles problemas a tiempo.

Tratamiento de la presbiacusia

Aunque la presbiacusia no puede curarse, existen varios tratamientos que pueden ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida y a minimizar sus síntomas. Uno de los más comunes es el uso de audífonos, que amplifican los sonidos y permiten a las personas escuchar con mayor claridad. También existen terapias auditivas que pueden mejorar la capacidad de discriminación de los sonidos y ayudar a las personas a procesar la información sonora con mayor eficacia. Estas terapias se basan en la estimulación cerebral a través de ejercicios auditivos y juegos de memoria. Además, hay una serie de adaptaciones que pueden realizarse en el hogar para facilitar la comunicación y el acceso a la información sonora. Por ejemplo, se pueden utilizar sistemas de iluminación para indicar cuando suena el timbre o el teléfono, o colocar alfombras acústicas para reducir la reverberación en la habitación.

Conclusiones

En definitiva, la presbiacusia es una problemática auditiva muy común en la tercera edad, que puede afectar la calidad de vida de las personas si no se aborda adecuadamente. Si bien no puede prevenirse por completo, existen medidas que pueden adoptarse para retrasar su aparición y minimizar sus síntomas, como evitar la exposición a sonidos fuertes, llevar una dieta saludable y equilibrada, mantenerse activo físicamente y estar al día en las revisiones auditivas. Además, existen tratamientos que pueden mejorar la calidad de vida de las personas afectadas, como el uso de audífonos, terapias auditivas y adaptaciones en el hogar. En definitiva, la clave para afrontar la presbiacusia es tomar conciencia de su existencia y adoptar medidas proactivas para minimizar sus efectos en nuestra vida diaria.