¿Qué es la audiometría y por qué es importante realizarla ante exposiciones a ruido? - Causas comunes de lesiones auditivas por exposición continua al ruido

¿Qué es la audiometría y por qué es importante realizarla ante exposiciones a ruido? - Causas comunes de lesiones auditivas por exposición continua al ruido La audiometría es una prueba diagnóstica que se utiliza para evaluar la calidad auditiva de una persona. Esta prueba se realiza a través del uso de un audiómetro, un dispositivo que emite sonidos de diversas intensidades y frecuencias. Durante la audiometría, el paciente debe responder a los diferentes sonidos que escucha, indicando si los oye con claridad, si son fuertes o débiles, entre otros factores. La audiometría se realiza en general a través de audífonos o auriculares, que se colocan en los oídos del paciente y son conectados al audiómetro. La audiometría se utiliza para identificar problemas de audición, como la pérdida auditiva, el tinnitus (zumbido en los oídos) o la hiperacusia (sensibilidad anormal a los sonidos). Además, la audiometría es especialmente importante en trabajadores expuestos a ruidos fuertes de manera constante. En este sentido, la audiometría se convierte en una herramienta clave para detectar problemas auditivos relacionados con la exposición continua al ruido. Si bien los problemas auditivos pueden tener diferentes causas, la exposición continua al ruido es una de las principales causas de lesiones auditivas en todo el mundo. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos 1.1 mil millones de jóvenes de todo el mundo corren el riesgo de sufrir pérdida auditiva debido a la exposición a ruidos fuertes. En este sentido, la audiometría es importante para detectar los problemas auditivos relacionados con la exposición continua al ruido en etapas tempranas. Las causas de la pérdida auditiva relacionada con la exposición continua al ruido pueden variar. Sin embargo, hay algunas causas comunes que se pueden mencionar: 1. El trabajo en ambientes ruidosos, como la construcción, actividades de fabricación o el sector de la música, entre otros. En estos casos, los trabajadores están expuestos a niveles de ruido que pueden exceder los decibeles permitidos, poniendo en riesgo su salud auditiva. 2. El uso de auriculares o audífonos a volúmenes muy altos. Si bien los auriculares son una forma cómoda y accesible para escuchar música, es importante hacerlo a un volumen adecuado para evitar daños auditivos. 3. Asistir a eventos de música en vivo o conciertos con mucha frecuencia. En este sentido, los conciertos pueden ser una experiencia emocionante, pero también pueden ser perjudiciales para la salud auditiva si los niveles de ruido son muy altos. 4. Exposición continua al ruido en el hogar, como el uso de herramientas eléctricas, el ruido del tráfico, entre otros. Es importante destacar que los problemas de audición relacionados con la exposición al ruido pueden prevenirse si se toman medidas preventivas adecuadas. Algunas de estas medidas pueden incluir:
  • Utilizar tapones para los oídos durante las actividades que puedan generar niveles altos de ruido, como en la construcción o en eventos de música en vivo.
  • Reducir el tiempo que se pasa con auriculares o audífonos puestos y utilizar un volumen adecuado.
  • Alejarse de ambientes ruidosos o reducir el ruido en casa utilizando materiales aislantes acústicos.
En conclusión, la audiometría es una técnica diagnóstica esencial para detectar problemas auditivos relacionados con la exposición continua al ruido, que es una de las principales causas de lesiones auditivas en todo el mundo. Es importante que los trabajadores que están expuestos a niveles altos de ruido de manera constante se sometan a esta prueba de forma periódica. Además, es recomendable que cualquier persona que sospeche de una pérdida auditiva se someta a una audiometría para diagnosticar el problema y recibir el tratamiento adecuado a tiempo. Finalmente, es imperativo tomar medidas preventivas para evitar la exposición al ruido en niveles que puedan generar lesiones auditivas y prevenir la pérdida de calidad auditiva.