audiometria.es.

audiometria.es.

Los hábitos cotidianos que pueden ser perjudiciales para la salud auditiva

Los hábitos cotidianos que pueden ser perjudiciales para la salud auditiva

Introducción

La salud auditiva es un aspecto importante de nuestra calidad de vida que a menudo pasa desapercibido. Muchas veces no nos damos cuenta de los peligros a los que exponemos nuestros oídos en nuestro día a día. Los hábitos cotidianos que todos llevamos pueden tener un impacto negativo en la salud auditiva. En este artículo exploraremos algunos de los hábitos cotidianos que pueden ser perjudiciales para la salud auditiva.

Escuchar música a un volumen alto

La exposición repetida a sonidos fuertes puede causar daño permanente a la audición. Si bien es posible que no sienta dolor ni molestia al escuchar música a un volumen alto, el daño es acumulativo y, eventualmente, puede provocar problemas auditivos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el límite seguro para la exposición a ruido sea de 85 decibeles durante un máximo de ocho horas al día. Sin embargo, muchos de nosotros escuchamos música a un volumen mucho mayor que esto. Es fácil aumentar el volumen de los auriculares o los altavoces debido al ruido ambiental o al deseo de tener una experiencia de escucha más inmersiva. Pero es importante recordar que escuchar música a un volumen alto puede ser perjudicial para nuestros oídos.

Consejos para reducir la exposición al sonido:

  • Usar auriculares de cancelación de ruido.
  • Llevar tapones para los oídos a conciertos y otros eventos ruidosos.
  • Bajar el volumen de los auriculares o los altavoces.
  • Limitar el tiempo que pasa escuchando música a un volumen alto.

Exposición al ruido en el trabajo

Muchas personas trabajan en entornos ruidosos, como construcciones, fábricas y aeropuertos. La exposición regular al ruido en el trabajo puede ser perjudicial para la salud auditiva. A menudo, es obligatorio que los empleadores proporcionen protección auditiva a los trabajadores expuestos a ruidos fuertes. La exposición prolongada a ruidos fuertes puede provocar tinnitus, una sensación de zumbido, silbido o zumbido en los oídos. Esta afección puede ser temporal o permanente y afectar la capacidad auditiva.

Consejos para reducir la exposición al ruido en el trabajo:

  • Usar protección auditiva proporcionada en el trabajo, como tapones o protectores de oídos.
  • Reducir la exposición al ruido moviendo el escritorio o la estación de trabajo a un lugar menos ruidoso.
  • Solicitar al empleador que reduzca el ruido si es insoportable.

Uso prolongado de auriculares

La mayoría de nosotros usamos auriculares todos los días, ya sea en el trabajo o en casa. Sin embargo, el uso prolongado de auriculares puede ser perjudicial para la salud auditiva. Los auriculares emiten un sonido directamente en el canal auditivo, lo que significa que el sonido está más cerca del tímpano y, por lo tanto, puede ser más dañino. Además, el uso prolongado de auriculares puede aumentar el riesgo de infecciones del oído debido a la acumulación de bacterias en el auricular. Si las bacterias penetran en el canal auditivo, pueden provocar inflamación e infección.

Consejos para reducir el riesgo asociado al uso prolongado de auriculares:

  • Asegurarse de que los auriculares estén limpios antes de usarlos.
  • Limitar el tiempo que se usa los auriculares.
  • Bajar el volumen del sonido para reducir la exposición al sonido.
  • Usar almohadillas para los oídos que se adapten al tamaño de los auriculares.

Ciertas medicinas y sustancias químicas

Algunas medicinas y sustancias químicas pueden tener un impacto negativo en la salud auditiva. Los medicamentos que se usan para tratar enfermedades como el lupus, la malaria y el cáncer pueden causar problemas auditivos en algunas personas. También se ha demostrado que los productos químicos utilizados en algunas ocupaciones, como los pesticidas, los tintes y los metales pesados, pueden ser perjudiciales para la salud auditiva.

Consejos para reducir el impacto de medicamentos y sustancias químicas en la salud auditiva:

  • Tomar solo la dosis recomendada por el médico.
  • Informar al médico si nota problemas de audición mientras toma medicamentos recetados.
  • Usar protección auditiva adecuada en el trabajo si se trabaja con sustancias químicas.

Conclusiones

A veces, los hábitos cotidianos pueden pasar desapercibidos como una amenaza para nuestra salud auditiva. La exposición repetida al ruido y el uso prolongado de auriculares pueden tener un impacto negativo en nuestra capacidad auditiva. Es importante tomar medidas para reducir la exposición al ruido y proteger nuestros oídos cuando sea posible. También es importante recordar que ciertos medicamentos y sustancias químicas pueden tener un impacto negativo en la salud auditiva. Si nota problemas auditivos durante o después de tomar medicamentos o al trabajar con sustancias químicas, es importante hablar con un médico.

Resumen

El daño auditivo puede ser acumulativo y permanente. Es importante tomar medidas para reducir la exposición al ruido y proteger nuestros oídos cuando sea posible. La exposición al ruido en el trabajo, el uso prolongado de auriculares y ciertos medicamentos y sustancias químicas pueden ser perjudiciales para la salud auditiva. Si nota problemas auditivos, hable con un médico de inmediato.