Hipoacusia: tipos y cómo identificarlos mediante la audiometría

Introducción

Uno de los problemas de salud más prevalentes en todo el mundo es la hipoacusia. La hipoacusia es la pérdida parcial o total de la capacidad auditiva, la cual puede afectar a personas de todas las edades y de diversos orígenes. La hipoacusia puede ser muy debilitante, lo que hace que sea importante identificar la pérdida de la audición lo más temprano posible para que se puedan tomar medidas para tratarla. En este artículo, abordaremos los diferentes tipos de hipoacusia y cómo se pueden identificar mediante la audiometría.

Tipos de Hipoacusia

La hipoacusia se puede clasificar de diferentes maneras. Una forma en la que se puede clasificar la hipoacusia es en función de la ubicación de la pérdida auditiva. Se pueden distinguir cuatro tipos de hipoacusia: hipoacusia conductiva, hipoacusia neurosensorial, hipoacusia mixta y hipoacusia central.

Hipoacusia Conductiva

La hipoacusia conductiva se produce cuando hay una obstrucción física en el oído externo o medio que impide que el sonido llegue al oído interno. Las causas más comunes de hipoacusia conductiva incluyen la acumulación de cerumen, infecciones del oído medio y otosclerosis (un trastorno en el cual se forman crecimientos anormales en los huesos del oído medio). La hipoacusia conductiva suele ser tratable. El tratamiento dependerá de la causa subyacente. Por ejemplo, si la causa es la acumulación de cerumen, se puede extraer el cerumen y restaurar la audición. Si la causa es la otosclerosis, se puede realizar una cirugía para extraer los crecimientos anormales y restaurar la audición.

Hipoacusia Neurosensorial

La hipoacusia neurosensorial ocurre cuando hay un problema en el oído interno o el nervio auditivo. Las causas más comunes de hipoacusia neurosensorial incluyen el envejecimiento, la exposición prolongada a ruidos fuertes, ciertos medicamentos, infecciones y lesiones en la cabeza. La hipoacusia neurosensorial es más difícil de tratar que la hipoacusia conductiva, ya que se trata de una lesión en el oído interno o el nervio auditivo. Sin embargo, existen tratamientos disponibles, como audífonos y la terapia del habla.

Hipoacusia Mixta

La hipoacusia mixta es una combinación de hipoacusia conductiva y neurosensorial. Esto significa que hay un problema tanto con el oído externo o medio como con el oído interno o el nervio auditivo. El tratamiento para la hipoacusia mixta dependerá de qué tipo de hipoacusia predomina. Por ejemplo, si el problema predominante es la hipoacusia conductiva, se puede tratar la causa subyacente mediante cirugía. Sin embargo, si el problema predominante es la hipoacusia neurosensorial, el tratamiento puede incluir el uso de audífonos y la terapia del habla.

Hipoacusia Central

La hipoacusia central es una lesión en las vías auditivas del cerebro. Esto significa que hay un problema en la capacidad del cerebro para procesar el sonido. La hipoacusia central es un problema más raro que la hipoacusia conductiva o neurosensorial. Las causas incluyen lesiones en el cerebro, trastornos genéticos y ciertas enfermedades. El tratamiento para la hipoacusia central dependerá de la causa subyacente. El tratamiento puede incluir medicamentos, terapia del habla y dispositivos de asistencia.

Identificación de la Hipoacusia mediante la Audiometría

La mejor forma de identificar la hipoacusia es mediante la audiometría. La audiometría es una prueba de audición que mide la capacidad auditiva de una persona. Se realiza utilizando audífonos que se colocan en los oídos del paciente y que emiten diferentes tonos y volúmenes de sonido. El paciente debe indicar cuándo escucha cada tono. La audiometría también puede detectar la ubicación de la pérdida auditiva. Por ejemplo, si se determina que el paciente tiene una pérdida auditiva conductiva, esto sugerirá que hay un problema en el oído externo o medio. Si se determina que el paciente tiene una pérdida auditiva neurosensorial, esto sugerirá que el problema se encuentra en el oído interno o el nervio auditivo. En resumen, es importante detectar la hipoacusia lo más temprano posible para que se puedan tomar medidas para tratarla. La hipoacusia se puede clasificar en función de la ubicación de la pérdida auditiva, y existen diferentes tratamientos dependiendo del tipo de hipoacusia. La audiometría es una herramienta valiosa para detectar la pérdida auditiva y puede ayudar a determinar la ubicación de la misma.