audiometria.es.

audiometria.es.

Audiometría vs prueba de impedancia acústica: diferencias y usos

Audiometría vs prueba de impedancia acústica: diferencias y usos

Introducción

La audición es uno de los sentidos más importantes del cuerpo humano. Este sentido nos permite comunicarnos con el mundo que nos rodea y nos ayuda a relacionarnos adecuadamente con los demás. Por esta razón, es esencial que las personas cuiden su audición y realicen pruebas que les permitan evaluarla. Hay dos tipos de pruebas que se utilizan comúnmente para evaluar la audición: la audiometría y la prueba de impedancia acústica. En este artículo, exploraremos las diferencias entre estas dos pruebas, cuándo se deben realizar y cómo se realizan.

Audiometría

La audiometría es una prueba que se utiliza para evaluar la audición de una persona. La prueba se realiza en un audiómetro, un instrumento que emite sonidos de diferentes frecuencias y volúmenes. Durante la prueba, la persona escucha estos sonidos a través de unos auriculares y responde cuando los escucha. La audiometría mide la capacidad de una persona para escuchar sonidos en diferentes frecuencias y volúmenes.

Tipos de audiometría

Hay diferentes tipos de audiometría que se utilizan para evaluar la audición. Los tipos más comunes son la audiometría tonal y la audiometría verbal.

  • La audiometría tonal: es una prueba que se realiza para medir la audición en diferentes frecuencias. Durante la prueba, la persona escucha sonidos de diferentes frecuencias y volúmenes y debe responder cuando los escucha. Esta prueba se utiliza para determinar la presencia de una pérdida auditiva y su gravedad.
  • La audiometría verbal: es una prueba que se utiliza para evaluar la capacidad de una persona para escuchar y entender el habla. Durante la prueba, la persona escucha palabras y frases a diferentes niveles de volumen y debe repetirlas. Esta prueba se utiliza para determinar la capacidad de una persona para comunicarse de forma efectiva en ambientes ruidosos.

Cuándo se debe realizar la audiometría

La audiometría se debe realizar en varias situaciones:

  • Cuando se sospecha de una pérdida auditiva: si la persona tiene dificultades para escuchar, se puede sospechar de una pérdida auditiva.
  • De forma regular: es aconsejable que las personas se sometan a una audiometría de forma regular para detectar cualquier cambio en su audición.
  • Cuándo se expone a ruidos fuertes: si la persona trabaja en un ambiente ruidoso o si asiste a conciertos o eventos deportivos con frecuencia, se debe realizar una audiometría para comprobar si hay alguna alteración en su audición.

Prueba de impedancia acústica

La prueba de impedancia acústica es una prueba que se utiliza para evaluar el funcionamiento del oído medio y la cóclea. Durante la prueba, se inserta un pequeño dispositivo en el oído de la persona que emite sonidos y mide la cantidad de sonido que se refleja en el oído medio y la cóclea. La prueba de impedancia acústica mide la capacidad de las estructuras del oído para transmitir el sonido de forma adecuada.

Cuándo se debe realizar la prueba de impedancia acústica

La prueba de impedancia acústica se debe realizar en varias situaciones:

  • Cuando se sospecha de problemas en el oído medio: si la persona tiene infecciones frecuentes en el oído medio o si ha sufrido lesiones en esta área, se debe realizar una prueba de impedancia acústica para comprobar su funcionamiento.
  • Cuándo se sospecha de problemas en la cóclea: si la persona tiene problemas de equilibrio o mareo, se puede sospechar de una lesión en la cóclea. En este caso, se debe realizar una prueba de impedancia acústica para comprobar su funcionamiento.

Diferencias entre la audiometría y la prueba de impedancia acústica

Aunque ambas pruebas se utilizan para evaluar la audición de una persona, existen diferencias importantes entre ellas.

  • Método: la audiometría utiliza sonidos de diferentes frecuencias y volúmenes para evaluar la audición de una persona. Por otro lado, la prueba de impedancia acústica utiliza un dispositivo que emite sonidos y mide la cantidad de sonido que se refleja en el oído medio y la cóclea.
  • Objetivos: la audiometría se utiliza principalmente para determinar la presencia de una pérdida auditiva y su gravedad. La prueba de impedancia acústica se utiliza para evaluar el funcionamiento del oído medio y la cóclea.
  • Problemas que detecta: la audiometría detecta problemas en la cóclea, mientras que la prueba de impedancia acústica detecta problemas en el oído medio y la cóclea.

Conclusión

La audiometría y la prueba de impedancia acústica son pruebas que se utilizan comúnmente para evaluar la audición de una persona. Ambas pruebas son importantes para detectar problemas en el oído medio y la cóclea y para determinar la presencia de una pérdida auditiva y su gravedad. Es importante que las personas se sometan a estas pruebas de forma regular para detectar cualquier cambio en su audición y poder tomar medidas para prevenir problemas futuros.