audiometria.es.

audiometria.es.

Audiometría en personas mayores: ¿qué cambios se producen en la audición?

Audiometría en personas mayores: ¿qué cambios se producen en la audición?

Introducción

La audición es un sentido fundamental para la comunicación y el bienestar emocional. La edad es un factor que puede afectar a la capacidad auditiva, ya que existen cambios naturales en el sistema auditivo con el paso de los años. La audiometría es una prueba esencial para evaluar el estado de la audición en personas mayores. En este artículo, exploramos los cambios que se producen en la audición de las personas mayores y cómo la audiometría puede ayudar a detectar y tratar estos cambios.

Cambios auditivos en personas mayores

La audición es un proceso complejo que involucra múltiples estructuras del oído interno y del sistema nervioso. Con el envejecimiento, hay varios cambios que se producen en el sistema auditivo:

Pérdida auditiva

La pérdida auditiva es uno de los cambios más comunes relacionados con la edad. Puede ser causada por la exposición prolongada a ruidos fuertes, enfermedades o simplemente por el envejecimiento natural. La pérdida de audición se produce gradualmente, por lo que muchas personas pueden no darse cuenta de que están experimentando una pérdida auditiva hasta que es grave.

Pérdida de sensibilidad a frecuencias altas

La sensibilidad a las frecuencias altas es una función que se pierde con la edad. Esto puede llevar a una percepción más deficiente de sonidos agudos como los tonos de alta frecuencia. Las personas mayores pueden tener dificultades para comprender el habla de personas con voces agudas.

Pérdida de la habilidad para distinguir sonidos en ambientes ruidosos

La capacidad para distinguir diferentes sonidos en ambientes ruidosos puede disminuir con la edad. Esto puede hacer que las conversaciones en lugares públicos sean más difíciles de seguir.

Menor capacidad para adaptarse a cambios de volumen y tono

La capacidad del oído para adaptarse a cambios rápidos en el volumen y el tono se ve afectada en personas mayores. Esto puede hacer que las personas mayores tengan dificultades para comprender las conversaciones que cambian rápidamente de tono o volumen.

¿Qué es la audiometría?

La audiometría es una prueba que mide la capacidad del oído para detectar diferentes sonidos en diferentes frecuencias. La prueba se realiza en una cabina silenciosa y consiste en escuchar una serie de tonos a diferentes frecuencias y niveles de volumen. Los resultados de la prueba se representan en un gráfico llamado audiograma.

Tipos de audiometría

Hay varios tipos de audiometría que se pueden realizar en personas mayores:

Audiometría tonal

La audiometría tonal es la prueba estándar para medir la capacidad del oído para detectar diferentes tonos en diferentes frecuencias. La prueba se realiza utilizando audífonos y se mide en dB HL (decibelios de pérdida auditiva).

Audiometría vocal

La audiometría vocal mide la capacidad del oído para detectar las palabras. Es útil para evaluar la capacidad de las personas mayores para comprender el habla en diferentes entornos.

Audiometría de impedancia

La audiometría de impedancia evalúa la capacidad del oído para resistir la presión del aire. Puede ser útil para detectar problemas en el oído medio o la trompa de Eustaquio.

Uso de la audiometría en personas mayores

La audiometría es una prueba esencial para evaluar el estado de la audición en personas mayores. Puede ayudar a detectar y tratar los cambios auditivos relacionados con la edad. Algunas de las formas en que la audiometría se utiliza en personas mayores incluyen:

Detección temprana de la pérdida auditiva

La audiometría puede ayudar a detectar la pérdida auditiva en las primeras etapas, lo que permite un tratamiento oportuno. Esto puede mejorar la calidad de vida de las personas mayores al aumentar su capacidad para participar en actividades sociales y comunicarse con amigos y familiares.

Personalización de ajustes en audífonos

Las personas mayores que utilizan audífonos pueden beneficiarse de una audiometría para ajustar el volumen y el tono de los audífonos según sus necesidades individuales. Esto puede mejorar significativamente su capacidad para escuchar y comprender el habla.

Evaluación de la efectividad de los tratamientos

La audiometría se utiliza para evaluar la efectividad de los tratamientos para la pérdida auditiva en personas mayores. Las personas mayores pueden someterse a audiometría de seguimiento para medir su progreso en el tratamiento y ajustar su plan de tratamiento según sea necesario.

Conclusiones

La audiometría es una prueba esencial para evaluar el estado de la audición en personas mayores. La pérdida auditiva es un cambio común asociado con el envejecimiento, pero hay varios otros cambios relacionados con la capacidad auditiva que pueden afectar la calidad de vida de las personas mayores. La audiometría puede ayudar a detectar y tratar estos cambios, lo que puede mejorar significativamente la calidad de vida de las personas mayores.